La nueva casa de Kamala Harris tiene 128 años de historia

La nueva casa de Kamala Harris tiene 128 años de historia

La nueva casa de Kamala Harris tiene 128 años de historia

La vicepresidenta de Estados Unidos y su esposo, Doug Emhoff, residirán en el número 1 de Observatory Circle, renovando la atención en una dirección de Washington que, a menudo, se pasa por alto.

A primera vista, la casa señorial con las persianas verdes de las ventanas podría pertenecer a cualquiera. Pero la residencia de 128 años en el número 1 de Observatory Circle es el hogar designado de la vicepresidenta de Estados Unidos y donde Kamala Harris y su esposo, Doug Emhoff, vivirán por lo menos durante los próximos cuatro años.

Situada a unos tres kilómetros de la Casa Blanca y adyacente a varias embajadas, la aislada casa se encuentra en un terreno de 29 hectáreas conocido como el Observatorio Naval de Estados Unidos. No está abierta al público.

Esto es lo que tienes que saber sobre la residencia que ha sido el hogar de siete vicepresidentes.

La casa de unos 830 metros cuadrados, estilo Reina Ana, cuenta con una biblioteca, una cocina en el sótano, varios dormitorios y fue diseñada por el arquitecto de Washington, Leon E. Dessez. Fue construida en 1893 y originalmente era la residencia del superintendente del Observatorio Naval de Estados Unidos, una agencia científica que se mudó al lugar ese mismo año desde su casa original en el barrio Foggy Bottom de Washington. A partir de la década de 1920, y durante los cincuenta años siguientes, la casa sirvió de residencia para los jefes de operaciones navales y sus familias.

El almirante Elmo R. Zumwalt Jr. fue el último oficial de la Marina que vivió en la casa, que fue designada como la residencia de los vicepresidentes en 1974.

El vicepresidente Nelson Rockefeller, a la derecha, y su esposa, Happy, segunda por la izquierda, recibieron a los invitados en el número 1 de Observatory Circle pero no vivieron allí. Aparecen en la foto con el presidente Gerald R. Ford, su esposa Betty, segunda desde la derecha, y su hija Susan, en el centro, en 1975.

Tradicionalmente, los vicepresidentes vivían en sus casas propias o en hoteles mientras estaban en el cargo. Pero el deseo de que el segundo al mando tuviera su propia residencia se remonta al menos a 1923, cuando la esposa del senador John B. Henderson de Misuri ofreció una vivienda recién construida como residencia oficial del vicepresidente, según The New York Times. La casa fue descrita como “imponente” y valorada en 500.000 dólares.

Calvin Coolidge, quien fue vicepresidente de 1921 a 1923, vivió en un hotel durante su mandato y más tarde dijo en su autobiografía que “se debería proporcionar al vicepresidente una residencia oficial con un mantenimiento adecuado” y que el cargo “debería tener una vivienda y un lugar establecidos y permanentes, independientemente de la capacidad financiera de su ocupante temporal”.

Charles Denyer, autor de Number One Observatory Circle y experto en seguridad cibernética y nacional, dijo que el Servicio Secreto se veía obstaculizado por la falta de una dirección oficial para el vicepresidente porque no se podían establecer protocolos de seguridad si cada residencia era diferente.

“Era una situación muy interesante que la segunda persona más poderosa de Estados Unidos de América, una de las personas más poderosas del mundo, no tuviera una residencia temporal designada”, dijo Denyer.

Una mesa de buffet en un evento en el número 1 de Observatory Circle cuya anfitriona fue Karen Pence, la esposa del vicepresidente Mike Pence, en 2018.
Una mesa de buffet en un evento en el número 1 de Observatory Circle cuya anfitriona fue Karen Pence, la esposa del vicepresidente Mike Pence, en 2018.

En marzo de 1966, el Comité de Obras Públicas de la Cámara aprobó la construcción de una mansión de tres pisos por 750.000 dólares en los terrenos del Observatorio Naval para el vicepresidente. Al mes siguiente, el presidente Lyndon B. Johnson pospuso la construcción hasta que las condiciones económicas mejoraran, pero la casa nunca se construyó. En ese momento, el vicepresidente Hubert Humphrey vivía en su residencia particular en Chevy Chase, Maryland.

Después de años de gastar miles de dólares en medidas de seguridad en las casas privadas de los vicepresidentes —81.000 dólares en la casa de Gerald Ford en Virginia y 245.000 dólares en la casa de Spiro T. Agnew en Maryland, entre otras— el Congreso designó al número 1 de Observatory Circle como “la residencia temporal oficial” del vicepresidente en 1974. (La designación “temporal” aún permanece). Fue la primera vez en la historia que se proporcionó un hogar para el segundo al mando. En ese momento, los legisladores aprobaron 315.000 dólares para reparaciones, renovaciones y algunos muebles.

“Es una lástima que hayamos esperado tanto tiempo para darle al vicepresidente una casa propia”, dijo Mike Purdy, historiador presidencial y autor de 101 Presidential Insults. “Pero de alguna manera eso refleja el insignificante papel de la vicepresidencia como se había visto durante tantos años”.

Walter Mondale, fotografiado con Jimmy Carter en 1976, se convirtió en el primer vicepresidente que vivió en el número 1 de Observatory Circle.
Walter Mondale, fotografiado con Jimmy Carter en 1976, se convirtió en el primer vicepresidente que vivió en el número 1 de Observatory Circle

Después de la designación oficial de la casa en 1974, pasaron otros tres años antes de que un vicepresidente se mudara, según la Casa Blanca. El vicepresidente Gerald Ford accedió a la presidencia antes de poder usarla, y su propio vicepresidente, Nelson Rockefeller, tenía su casa propia, y usaba el número 1 de Observatory Circle solo como un espacio de entretenimiento.

Durante la presidencia de Jimmy Carter, Walter Mondale fue el primer vicepresidente en vivir en la casa, a partir de 1977.

“Irónicamente, a medida que la oficina de la vicepresidencia ha ido creciendo en importancia a lo largo de los años, en particular con la elección del vicepresidente Walter Mondale en 1976, la casa ha crecido considerablemente también en términos de comodidades y mejoras de seguridad”, dijo Denyer. “El vicepresidente Mondale se convirtió probablemente en el vicepresidente más importante hasta esa fecha. Carter lo involucró en casi todo”.

La Marina de Estados Unidos aún mantiene la casa, dijo Denyer, mientras que la Fundación de la Residencia del Vicepresidente recauda fondos privados para cualquier redecoración o mejora.

Cada vicepresidente y su familia han contribuido a la evolución de la casa, dijo Purdy, señalando que George H. W. Bush, quien fue vicepresidente de 1981 a 1989, construyó un foso de herraduras y una pista de 400 metros en la propiedad. Su sucesor, Dan Quayle, instaló una piscina, que años más tarde recibió los elogios del entonces vicepresidente Joe Biden.

El exvicepresidente Mike Pence y su esposa, Karen, organizaron muchas cenas privadas con donantes y ejecutivos de empresas, pero han hecho cambios mínimos en la casa, dijo Denyer. En 2017, Karen Pence inauguró una colmena en la residencia.

El 20 de enero, Harris se convirtió en la primera mujer, la primera persona negra y la primera persona de ascendencia asiática en ser juramentada como vicepresidenta de Estados Unidos. Y si la historia es un indicador, ella y Emhoff dejarán su propia marca en la casa.

“Piensa en esto, ¿quién ha vivido en esa casa durante la mayor parte de los 45 años o más?, hombres blancos, y aquí viene una persona completamente diferente”, dijo Denyer, y añadió que la llegada de Harris pondrá un “muy necesario foco de atención” en la residencia.

Los ojos también estarán puestos en Emhoff, quien asumirá una posición que tradicionalmente se ha definido por recibir invitados y hacer las decoraciones para las fiestas, así como un trabajo robusto como el cuidado de las familias militares y el desarrollo de hábitos alimenticios saludables para los niños.

En un video en Twitter, Emhoff dijo que se sentía honrado y humilde por ser el primer hombre en ocupar el puesto y dijo que lo haría suyo. “Por lo tanto busco ser un ejemplo para quienes, en el futuro, quieran fijarse en cómo lo asumí y espero que eso también les ayude”, dijo.

error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!