Radio y TV vs. la 4T

Vistas:

005033

La Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión criticó la pretensión de obligar a todos los comunicadores a diferenciar entre ‘información’ y ‘opinión’.


ANTE LA DECISIÓN de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT) cerró ayer filas.

Con el respaldo de todas las estaciones de radio y televisión comerciales del país, criticaron la pretensión de obligar a todos los comunicadores a diferenciar entre ‘información’ y ‘opinión’.


Esto no sucede en ninguna otra parte del mundo, como tampoco aceptar tener interventores nombrados por el gobierno, “defensores de audiencia”, para supervisar lo que se dice en los programas.


Ayer se reveló que el ministro ponente, Juan Luis González Alcántara Carrancá, quiere revivir su experiencia en Radio Televisión y Cinematografía (RTC), bajo las órdenes de Margarita López Portillo.

Lo que toda la industria teme, es que se trate del inicio de la censura oficial, bajo el amparo de una decision judicial, más en una coyuntura de los diferendos entre la 4T con el periodismo.

A los concesionarios privados les cayó como balde de agua helada que los medios públicos se retractaran el viernes, cuando ya habían dicho que apoyarían. La 4T se plantea avanzar en algún tipo de censura.

Los medios publicos federales, cuando se les imponen multas, no pagan de su bolsa, sino de nuestros impuestos, y sus funcionarios, al violar disposiciones, como ha sucedido en materia electoral, nunca son sancionados.

Así parece que el gobierno pretende que la nueva regulación para medios sólo aplique a los noticieros privados que son los de mayor audiencia y también los que han incomodado al inquilino de Palacio Nacional.

La CIRT solicitó ayer medidas cautelares ante la Comision Interamericana de Derechos Humanos y la queja fue aceptada, por lo que el tema ya escaló a lo internacional.

El caso es muy delicado, quizá de lo más delicado que ha vivido la prensa en México en los últimos 50 años. Concretamente desde 1968. Así que habrá que estar pendiente de lo que suceda.

Pero ya se puede imaginar a los “defensores de audiencia” sobre qué comunicadores se van a ir para buscar sancionarlos.

error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!