Cuauhtémoc Cárdenas pide a AMLO cancelar el Acueducto Independencia

En Sonora, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas pide al presidente Andrés Manuel López Obrador cancelar el Acueducto Independencia

Con la petición de disculpas al pueblo yaqui, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, culminó este martes las ceremonias del perdón por los agravios cometidos contra los indígenas desde la conquista hasta la actualidad.

“El Estado mexicano no debe permitir nunca más la marginación, los abusos y las injusticias en contra de los yaquis ni de ningún otro grupo étnico o cultural de nuestro país. Primero deseamos ofrecerles perdón”, declaró López Obrador en un acto con el pueblo yaqui, en Sonora.

Durante el evento, titulado “Petición de perdón a los pueblos originarios”, arremetió especialmente contra la persecución de indígenas bajo la dictadura de Porfirio Díaz (1877-1911), un capítulo que consideró “vergonzoso”, y criticó la “concepción racista que se padece desde la llegada de los invasores españoles”.

REPARACIÓN AL PUEBLO YAQUI
Tras pedir perdón meses atrás en nombre del Estado mexicano al pueblo maya y a la comunidad china -masacrada durante la Revolución mexicana-, López Obrador y parte de su gabinete culminaron estas ceremonias haciendo lo mismo este martes ante representantes tradicionales del pueblo yaqui.

“A 488 años de la llegada de los conquistadores a estas tierras del norte de México, venimos hoy a honrar la digna historia de resistencia y dignidad del pueblo yaqui”, declaró Adelfo Regino, director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas.

López Obrador oficializó la cesión de tierras y derechos de agua, cruciales en un territorio muy seco, como parte del Plan de Justicia diseñado por el gobierno federal y la comunidad yaqui.

Y anunció una inversión superior a los seis mil millones de pesos (unos 300 millones de dólares) para el acceso al agua.

Mientras los yaquis le entregaron una iniciativa de reforma constitucional para proteger a los pueblos indígenas y afromexicanos, quienes representan casi el 10 % de la población en México.

Sin embargo, la visita se vio empañada por la identificación en la víspera de los restos de cinco yaquis secuestrados hace dos meses por un grupo armado, lo que evidenció los peligros que siguen sufriendo a día de hoy.

El ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas fue el invitado especial del presidente López Obrador.

El excandidato a la Presidencia de la República pidió a López Obrador que no queden impunes los asesinatos de dos luchadores de los pueblos yaquis.

También le solicitó cancelar el Acueducto Independencia, el cual, aseguró, fue construido de manera ilegal.

Jesús Patricio Varela, secretario de la comunidad yaqui de Tórim, relató que desde la llegada al norte de México del conquistador Nuño de Guzmán en 1533 y, posteriormente, durante la independencia mexicana, ha corrido “mucha sangre” del pueblo yaqui, esclavizado y despojado.

Reconciliar una historia tan dolorosa no es fácil pero es necesario si queremos transformar la vida de este país”, afirmó.

error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!